Musica

Canción: One – Koresh [One-אחד-Uno]

Canción: One – Koresh [One-אחד-Uno]

Koresh

agosto 10th, 2016

No comments

OneExiste un gran dilema entre la doctrina de los Judios y la de los Cristianos, que si llegaran a ponerse de acuerdo en ciertos puntos clave, tal vez muchos Judios finalmente llegarían a creer en el Mesías Yahushua, mientras que muchos Cristianos comenzarían a estudiar las raíces del Salvador que dicen seguir y así podrían llegar a conocer al verdadero Mesías, en lugar del que el sistema ha creado para esclavizar a la humanidad espiritualmente, el ídolo llamado Jesús (Jn.5:43). Sin embargo, por muchas razones, ambas religiones continúan estancadas en algún punto de vista que ni siquiera se apoya en las Escrituras que tanto veneran, sea cual sea el caso, la Tanáj en el caso de los Judíos o el Nuevo Testamento en lo que respecta a los cristianos. El gran problema al que me refiero, es la diferencia de pensamientos en cuento a la Unicidad del Todopoderoso.

Deuteronomio 6:4-5
»Oye, Israel: Yahwéh, nuestro Elohim, Yahwéh uno es.
»Amarás a Yahwéh, tu Elohim, de todo tu corazón, de toda tu alma y con todas tus fuerzas.

Por un lado, los Judíos se encuentran encerrados en está verdad, no dejándoles ver la Verdad de Yahushua el Hijo, que es la imagen del Padre (Jn.14:7-9) y que fue profetizado en las Escrituras que ellos dicen creer.

Proverbios 30:4
¿Quién subió al cielo y descendió?
¿Quién encerró los vientos en sus puños?
¿Quién recogió las aguas en un paño?
¿Quién afirmó todos los confines de la tierra?
¿Cuál es su Nombre y, si lo sabes, el Nombre de su hijo?

Por otro lado, los Cristianos tienen su Trinidad, cometiendo un error al subir al Hijo al nivel del Padre, mientras que el Hijo mismo declaró que el Padre es más Grande que él, por lo tanto, se equivocan.

Juan 14:28
Habéis oído que yo os he dicho: “Voy, y vuelvo a vosotros.”
Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre, porque el Padre mayor es que yo.

No sólo esto, sino que esta doctrina también se viene abajo a través de la declaración de Yahushua en los siguientes versos del libro de Yahujanan, en los cuales Él cuenta claramente al Padre y a Él como dos, lo cual era necesario para cumplir lo que Él mismo profetizo a través de la Escrituras.

Juan 8:17-19
Y en vuestra Ley está escrito que el testimonio de dos hombres es válido.
Yo soy el que doy testimonio de mí mismo. También el Padre que me envió da testimonio de mí.
Ellos le dijeron:
—¿Dónde está tu padre?
Respondió Yahushúa:
—Ni a mí me conocéis, ni a mi Padre; si a mí me conocierais, también a mi Padre conoceríais.

Este verso pone de manifiesto otro tema importante con respecto a la Segunda Venida del Mesías, esta vez manifestándose como un Testigo (Ap.11), de nuevo con Eliyahu, para dar testimonio de sí mismo en la primera venida; puesto que ¿cómo podría Yahushúa estar hablando de dar testimonio de sí mismo en ese preciso momento, si ya se había establecido previamente que su propio testimonio no sería recibido en ese instante? (Jn.8:13). Por lo tanto, esto se relaciona con la segunda manifestación de Yahwéh, ya que Él mismo profetiza muchas veces, ser el Primero y el Último, conocido como el Mesías Hijo de Yahudáh (Judá) y el Mesías Hijo de Yahusef (José). Cuando Yahwéh tomó la decisión de crear, sabiendo el resultado de dicho acto, a través de su pensamiento, emanó su Espíritu, produciendo la ilusión de la dualidad, que está representada por la Alef (א), que es la primera letra de la AlefBet Hebreo y que tiene el valor numérico de 1, sin embargo, está formada por dos Yuds (י) que están unidas por una Vav (ו), que en este caso funciona como un espejo. Esta dualidad se generó para producir una imagen del Padre, la cual es el Hijo, quien a su vez se convirtió en la manifestación de esta dualidad al entrar en su creación, como el Principio y Fin, Primera y Último, que se convertirán en Uno al final de historia (Ez.37: 15-28), para que todos puedan ser uno con el Padre por medio de Él. Todo esto se revela a través de pistas, en el primer verso de la Torah, mediante la colocación de una palabra formada por la primera (א) y última (ת) letra del AlefBet, justo después de las palabras “en el principio creó Elohim” (Bereshit Bara Elohim).

בראשית א:א
בראשית ברא אלוהים את השמים ואת הארץ

Génesis 1:1
EnElPrincipio Creó Elohim את losCielos yאת laTierra.

Esta es la razón por la cual, el Mesías estaba con el Padre cuando éste decidió crear al Hombre, incluso antes de crear los cielos y la tierra, ya que la palabra את (Alef-Tav) se encuentra justo antes de ambas palabras HaShamayim (los Cielos) y HaEretz (la Tierra).

Génesis 1:26
Entonces dijo Elohim: «Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y tenga potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y las bestias, sobre toda la tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra.»

Juan 1:1
En el principio era la Palabra,
la Palabra estaba con Elohim
y la Palabra era Elohim.

Sorprendentemente, Yahushua mismo concilió esta discordia entre la doctrina de los Judios y los Cristianos, cuando se le preguntó cuál es el primer mandamiento.

Marcos 12:29
Yahushúa le respondió:
—El primero de todos los mandamiento es: “Oye, Israel: Yahwéh nuestro Elohim, Yahwéh Uno es.

Por lo tanto, Yahushúa está de acuerdo, Yahwéh es Uno, razón por la cual Él habla de él en tercera persona y declara que el Padre es mayor que él, de no ser así ¿por qué habría de orar? El problema es no comprender la unidad que existe entre el Padre y el Hijo, que es como la unidad entre la mente (Yahweh) y la Palabra (Yahushua) a través del pensamiento (Espíritu).

Juan 10:30
El Padre y yo uno somos.

Por ejemplo, cuando un hombre da su Palabra, él promete llevar a cabo lo que ha hablado, por lo tanto, Él y su Palabra son uno. Yahwéh prometió salvarnos, por lo que envió a su Hijo Yahushua, cuyo nombre significa Yahwéh es salvación, a morir por nuestros pecados, para que todo aquel que en él cree, puede entrar en el Reino de Yahwéh y vivir eternamente.

Santiago 2:19
Tú crees que Elohim es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

Aún así, solamente creer que Él es Uno, no es suficiente, por eso hay un mandamiento nuevo, que es creer en el Nombre del Hijo, el Mesías Yahushua (1Jn.3:23). Hay ciertos ángeles que funcionan como velos, para no dejar que el incrédulo pueda observa la majestad del verdadero Poderoso, éstos son confundidos por las naciones como si fuesen Elohim, dependiendo de la creencia de la gente o religión en particular. Esta es la razón por la qué es importante aceptar al Hijo y reconocerlo como tal, a través de sus enseñanzas y acciones, puesto que los ángeles mencionados, dicen ser ellos el Todopoderoso, a sus respectivos creyentes.

1 Juan 2:22-23
¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Yahushúa es el Mesías? Éste es el anticristo, pues niega al Padre y al Hijo.
Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo tiene también al Padre.

De una manera tan perfecta, encerró Yahwéh todas las cosas en el Hijo, convirtiéndolo en el único Camino, no permitiendo que los ángeles caídos pudiesen engañar a sus elegidos a través de cualquier medio, como lo hacen con los que aman la mentira.

2 Tesalonicenses 2:9-12
El advenimiento de este impío, que es obra de Satanás, irá acompañado de hechos poderosos, señales y falsos milagros, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Elohim les envía un poder engañoso, para que crean en la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.

Esta explicación acerca de un tema tan importante y complicado, es simplemente con el fin de presentar mi nueva canción llamada “One”, que forma parte del Mixtape con el mismo título, en el que discuto este mismo tema, básicamente explicar de la manera más simple y en bastante poco tiempo, cómo el Todopoderoso es uno y todo lo que hay. De hecho, es un asunto muy complejo, claramente por ello sólo puede ser entendido espiritualmente, así que espero que se sintonice con el Altísimo, a través de su Espíritu en el nombre de Yahushua su Hijo. En la canción, también discuto cómo todos somos uno en Él, que es la forma más sencilla de entender por qué debemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, puesto que en un nivel espiritual solo existe una realidad y es que todos somos uno. Como digo en la canción, “la ilusión de la división, que es la separación necesaria para la interacción social”. Aquí encontrarás la Letra, en caso de que quiera entender cada palabra o simplemente seguir lo que voy diciendo.

Juan 17:20-23
»Pero no ruego solamente por estos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean Uno; como tú, Padre, en mí y yo en ti, que también ellos sean Uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste. Yo les he dado la estima que me diste, para que sean Uno, así como nosotros somos Uno. Yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectos en Unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.

Realmente espero que disfruten de la canción, tal vez pueda ayudarles a entender algo nuevo acerca de nuestro Padre Creador y su Hijo el Mesías. ¡Bendiciones!

 

      One (אחד) - Koresh
One

 

Isaías 46:9
Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos,
porque yo soy El; y no hay otro Elohim,
ni nada hay semejante a mí,

Isaías 45:21-22
Declarad, exponed pruebas
y entrad todos en consulta.
¿Quién hizo oír esto desde el principio
y lo tiene dicho desde entonces,
sino yo, Yahwéh?
Y no hay más Elohim que yo,
El justo y Salvador.
No hay otro fuera de mí.
»¡Mirad a mí y sed salvos,
todos los términos de la tierra,
porque yo soy El, y no hay otro!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu Title